La música también es ilusión.

jueves, 3 de marzo de 2011

Aún te amo.

Hay  cosas que no se pueden describir en un momento...

Como el sabor de tus labios en mis labios. 

Como el atardecer cuando lo veía en tus ojos y el amanecer en tu cuerpo.

Cosas que no se entienden si no son contigo.

Cosas que no entiendo yo por seguir esperando tu ausencia en mi vida.

Cosas que por nostalgia recuerdo y por desespero, intento olvidar.


Cosas como tus palabras en mis oídos.

Cosas como borrar tus errores en mi testimonio.

Cosas... 
Como seguir amándote.


PERO POR ILUSO, NO PUEDO SEGUIR AMÁNDOTE.


Inspirado en la bellísima canción de Ricardo Arjona.


_______________________________________________________
Que me escuches huecamente, 
calladamente y sin reparos.
Que la alondra murmure sin cesar
esta réplica que de mi suena.
Que los aullidos feroces del reloj
no te hagan ir de mi lado 
como si fueran bombas furtivas 
en el campo de batalla
en el que mi corazón todo lo puede.
Que mi llanto seas tú y que mi sombra
sea la vida, larga, secreta, esperanzada.
Que caiga cuando claves tus dientes
en el laberinto de mis deseos.
Que me sonrías dulcemente
con la lascivia de los amantes presos.
Que me hagas, amor, alumbrar
el jardín de mis propios difuntos
para que huyan, miedosos, y no vuelvan.
Que te quedes aquí agarrado
en esta lluvia de aguas miles
y que la esperanza no se borre
en el colchón de este nuestro refugio.
Que me mates y me digas con malicia
que soy agua de nieve que se funde
entre tus dedos, torcidos y prietos.
Que me mates, amor,
pero que no me dejes con la incertidumbre
de saber a lo que saben tus besos.

POR IMANOL RODRÍGUEZ.


1 comentario: