La música también es ilusión.

viernes, 3 de junio de 2011


En este suspiro, de tinta ahogado,
alejado del recuerdo del dolor herido.
En este instante en el que mi vida calla
las sonrisas se apagan muertas de pena.
Y te intento entender.
Entre tu sudor, tus manos. Y te intento contar
todas mis nostalgias.
En estas promesas, palabras secretas,
tu mirada, la mía, ausencia vacía.
Y tomas mis manos, las llevas a tu pecho,
yo cierro los ojos, sintiendo tu aliento.
Y me duelen las palabras,
los deseos clandestinos
y mis lamentos pujan
por salir de mi lecho.
En este latir del palpitar
tranquilo, escucho tu voz,
¡lamento maldito!.
Y me siento caer
buscando tu centro
y siento que muero
cuando te quiero.
Entre tus ojos verdes,
huir tranquilo
dejo mi alma
relegada al olvido.
Y me olvido de mi vida
para entregarme a ti.
Cuando te siento,
entre este final
te doy mi deseo...
susurrar palabras;
palabras... ¡te quieros!

10 comentarios:

  1. Dejo de ser yo para ser tu. Bonito poema. Pase por aqui desde el blog de Scarlet y te estuve leyendo, me gusta. Te sigo y te dejo mi blog por si te quieres dar una vuelta.un saludo
    amigosdesabores.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Llego a acompañarte en ese largo y extraño camino que hemos dado en llamar poesía. Tengo mucho que leer por aquí, tengo tiempo, me acomodo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cariño, sentimientos, amor, lucha interior... Dejarlo todo por alguien, entrega total por amor... Demasiados mensajes encerrados en los versos, jejejeje.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta , la fuerza que se desprende de tus poemas...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  5. "Y me olvido de mi vida para entregarme a ti". A veces, es lógico preguntarse si el sujeto cuando ama, cede su ego al objeto amado.

    Recuerda, Imanol, que amar es proyectarte hacia otra persona; mientras que enamorarte es hacer de la otra persona tu propio proyecto. No he sido el primero ni seré el último en reconocer estas verdades que el corazón enseña.

    Recibe mi más cordial saludo.

    ResponderEliminar
  6. Si es que entregarse, duele. Pero rara vez no merece la pena, a pesar de esa agonía :)

    ResponderEliminar
  7. Logras una increíble maestría en este estilo de prosa poética, y es que además pones tu corazón en ello
    Es una delicia recorrer tus letras. Mi deseo es que un día el amor solo te traiga felicidad. Lo mereces cielo.
    Además de mi cariño te dejo mi sincera admiración.

    Sigo con el problema de comentar, aunque en el tuyo, lo puedo dejar, aunque no sea de la misma forma habitual.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  8. Un poema precioso que me he hecho recordar lo horrible y a la vez maravilloso que es "olvidarse de la vida de uno para entregarse a la de otro".

    Un saludo
    avillarin7.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Gracias Imanol por tu visita y tu esplendnido comentario.

    Tu poema es hermoso, aun conteniendo este maldito dolor que va unido al sentimiento estrella: el amor. Pero mil veces sentirlo, aunque hayamos de morir por él.

    Me gustan los sentimientos que transmites.

    Comparto tu ilusión quedandome aqui.

    ResponderEliminar
  10. La imagen incial, habla por si sola. Precioso mensaje.

    Un abrazo con sonrisa

    ResponderEliminar