La música también es ilusión.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Mañana.

Mañana, entre las sombras de mi oscuro dolor, 
cantaré a todo aquello a lo que dijiste adiós. 
Me hundiré sin más en el hastío de tu voz,
sintiendo lágrimas de lo que un día huyó. 


Mañana entre el tiempo claro de trémulo espesor, 
intentaré calmar el lucero de todo el esplendor
que me invade, me quema y me desata
al tiempo que me da una sola razón:
Razón de tiempo, de invierno y corazón. 


Mañana resucitaré de todo este quemor
que me abrasa las entrañas y me deja sin calor.
Mañana mataré la distancia, tus ojos y tu temor...
Pero hoy, déjame dormir en el silencio de tu amor.

2 comentarios:

  1. El mañana es incierto, leerte ahora es un deleite para el alma y el corazón.

    Abrazos alados Imanol, lindo poema!

    ResponderEliminar
  2. Sabes?...por azar te encontré y tu blog me pareció muy sincero y sobre todo cargado de sentimiento.
    El poema es precioso, con palabras mágicas que te hacen por un momento adentrarte en tu alma...gracias por ello.
    Si deseas pasear por unos instantes por mi rincón, te recibiré con mi mejor abrazo.
    http://poderosodonamor.blogspot.com/

    ResponderEliminar