La música también es ilusión.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Bye, bye 2010.






Las despedidas tienen diferente sabor...

Unas son amargas y otras, afortunadamente, alegres; pero todas nos recuerdan la finalización de una etapa y el comienzo de otra.

Una despedida puede significar el fin de nuestro viaje y cuando eso ocurre, si lo hemos hecho bien durante nuestra vida, nuestra voz jamás se despide para aquellos que nos han amado.
Una despedida puede suponer un adiós amargo, lleno de dolor, de lágrimas, de tormento. La despedida de un amor (amado...) siempre es dolorosa, causa emociones tan fuertes que en un sólo segundo, en un sólo momento, nos damos cuenta de que hemos cambiado. Se cierran las puertas de nuestra alma y no queremos que nadie más se acerque para no tener que recordar el ritual de la despedida.
Una despedida puede ser también alegre... la despedida de una persona hacia un rumbo mejor supone la tristeza de la partida, pero también de la esperanza. Como tantos emigrantes que fueron hacia tierras desconocidas para sembrar con su sudor y su esfuerzo, la esperanza en las tierras yermas de familias allá olvidadas.
Una despedida supone en muchos casos un abandono, una pérdida, una nostalgia, un adiós. Es el sufrimiento de cerrar cajas, sellar sobres, amontonar fotos y empaquetar momentos.
Una despedida es el anhelo de un buen propósito, de un intento de ser mejor cada día, de abandonar los malos hábitos para lograr superarnos a nosotros mismos.

Una despedida es lo que siento yo cada día cuando te pienso... cuando siento las cosas que perdí en mi recuerdo y que jamás volverán porque sé que son pasado y que lo pasado no vuelve.

Una despedida es quedarme anclado al sabor de lo añejo, de los besos robados al aire furtivo en esas noches de luna, de canciones de Coldplay con vaho en el coche, de sueños sin sombra.

Me he despedido de tantas cosas que me he quedado vacío...

Pero tengo un propósito para este año:

LLENAR MI VIDA DE VIVENCIAS ESCRITAS POR MÍ MISMO Y NO POR LOS DEMÁS... ESAS, NUNCA SE BORRAN.

FELIZ DESPEDIDA... 2010... HOLA... 2011.

1 comentario:

  1. Precioso, es lo unico que puedo decir....me encanta como escribes. Continua asi, que llegaras lejos!!! FELICIDADES

    ResponderEliminar