La música también es ilusión.

jueves, 30 de junio de 2011

Desconocido.

Aquel que todo lo sabe, aquél que todo lo entiende, 
ese que con sus cálidas manos todo lo envuelve.
Fulgor claro que desde mañana ha aparecido en tu boca
deshojando las palabras para escuchar todas las cosas.
Aire, murmullo y racimo en tu cuerpo
que distrayendo, verde, al rocío
ampara tu piel con un susurro tibio. 
Ese desconocido que tus horas aguarda
imaginando los besos, disculpando tus nostalgias.
Odio que a la soledad no elegida profesa,
sutiles melodías que tus mejillas expresan.
Capitán fiero que embarga tus horas de mar y fantasía
envolviendo tu cuerpo de millones de algarabías.
Manifestación silenciosa de pesares suicidas
cuando no correspondida, el alma se oxida. 
Melodías desordenadas en los ineludibles silencios
con voz aterciopelada que acaricia el contratempo.
Excitación sublime del arrullo de tu sendero, 
húmedo y apacible como tu saliva en mi recuerdo.
Aquél que todo lo sabe, aquél que todo lo entiende,
¡el amor!... ese que a veces, nunca vuelve. 

6 comentarios:

  1. Dicen que no vuelve, porque nunca se ha ido. Que el amor siempre se queda ahí, en un rincón escondido del alma :)

    ResponderEliminar
  2. hola amigo,el amor muchas veces de va de nuestras vidas pero te garantizo que vuelve y lo hace con las mismas ilusiones y ganas que como llego un dia,solo hay que saber esperarlo y reconocerlo cuando llega nuevamente.

    te dejo un fuerte abrazo y feliz fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  3. amor puro y concentrado en 21 líneas,
    me ha encantado. Un abrazo


    jorgemaseda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. El amor nunca muere, el amor con el tiempo Renace. Cuando se va nos deja la puerta para que brote otro nuevo, por eso es tan sabio.
    un saludo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. maravilloso tu espacio, un placer conocerte!

    besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy lindos versos que hablan de un amor real, profundo y fuerte, de esos que te dejan la sensación de que nunca más volverás a amar... pero el amor no obedece a la razón ni a los presagios, reaparece cuando menos lo esperamos y con la misma o incluso mayor intensidad.

    Saludos

    ResponderEliminar